Patrocinadores

Centro Informático de Medicamentos Homeopáticos
centralhomeopatica.com.ar

La Dosis en Homeopatía (¿Altas, medias o bajas?) PDF Imprimir E-mail

LA DOSIS RECOMENDADA


Las farmacopeas alopáticas en su mayoría contienen una tabla de las dosificaciones de aquellos medicamentos que son peligrosos, tóxicos o heroicos, en las que figuran dosis máximas por toma y los máximos en 24 Hrs.

En medicina ortodoxa, el concepto de Dosis está ligado al concepto de toxicidad y acción terapéutica, es fundamental conocer la dosis para prevenir intoxicaciones; en Homeopatía no debemos guiarnos por el concepto "alopático" de dosis.

 

EN HOMEOPATIA
LAS INTOXICACIONES Y ENVENENAMIENTOS
SON IMPOSIBLES.



El homeópata no tendrá en cuenta la cantidad de droga sino el grado de dinamización (dilución homeopática) del medicamento y el grado de intensidad de la enfermedad del individuo, o sea su poder de reacción, su poder de respuesta, es decir, hasta donde es reversible el estado de la enfermedad y hasta donde ha avanzado el estado patológico de los órganos, tejidos, etc. De todos esos elementos de juicio deducirá cuál será la manera de administrar el medicamento homeopático adaptada a cada caso. Tendrá en cuenta, por un lado, la frecuencia de las tomas, y por el otro, el grado de dinamización. Este último será administrado considerando si el caso es agudo o crónico.

Los efectos biológicos producidos por las dinamizaciones bajas tienen menor duración y hay que repetirlas de forma seguida; Los efectos biológicos producidos por las dinamizaciones altas son mas duraderos (pueden durar meses) y las tomas por consiguientes serán màs espaciadas.


Como guía se establece que:

DINAMIZACIONES BAJAS: 3x, 6x, 3CH, 6CH
Frecuencia de las tomas: varias veces al día (desde 2 ó 3 veces al día, hasta cada 2 ó 3 Hrs.).
Indicaciones clínicas: estados agudos; actúan sobre tejidos u órganos enfermos  (Nivel lesional). Actúan en lo orgánico (lesiones, inflamaciones, derrames, etc.) aunque su acción en ocasiones, se ejerce en todos los planos de la curación. El Medicamento homeopático posee microdosis de materia y actúa preferentemente a nivel material orgánico. Posee “cuerpo” o materia.

Cantidad de medicamento en cada toma: 3 - 5 ó 10 gotas o glóbulos.


DINAMIZACIONES MEDIANAS: 12x, 30x, 12CH, 30CH
Frecuencia de las tomas: 1 ó 2 tomas diarias.
Indicaciones clínicas: estados crónicos; facilitan la circulación, aumentan la eliminación de toxinas. También actúan sobre funciones (Nivel Funcional).
El medicamento tiene “menos cuerpo” pero más penetración y duración. También actúan sobre todos los planos, aunque preferentemente sobre el funcional (no hay lesión orgánica, sino desorden de las funciones).

Cantidad de medicamento 5 a 10 Glóbulos en cada toma.

DINAMIZACIONES ALTAS: 200CH, 1000CH, 10000CH, etc.
Frecuencia de las tomas: 1 toma cada 10, 15, 30 o más días según se prolongue la acción del medicamento (a veces hasta años).
Indicaciones clínicas: Afecciones mentales o de la psiquis; medicación de fondo (constitucional). Esta dosis es manejada cuando el medicamento de fondo está perfectamente identificado. En estos casos el paciente se cura con la administración de sólo ese medicamento.
Las Altas dinamizaciones no tienen cuerpo, sólo son energía (o información). Actúan principalmente sobre el tracto mental, si bien su acción, como en los otros casos, se manifiesta también en los otros planos de curación.
Cantidad de medicamento: en general un papel.

También están las Altísimas dinamizaciones, que podrían llegar a la 50.000, cien mil y hasta millonesimales que algunos homeópatas suelen prescribir.

Esta clasificación es relativa dado que dinamizaciones “casi bajas” como las 30ch producen y curan síntomas mentales y también se pueden dar en glóbulos (Hahnemann realizó las patogenesias utilizando la 30 Ch). Recordemos que las patogenesias fueron realizadas a la 30 Ch y por consiguiente con este tipo de dinamizaciones también se pueden obtener excelentes resultados.

una vez que se inicia el proceso de curación
es mejor no hacer nada más que permitir
que él mismo prosiga su camino.


Tal vez en el futuro sean precisas otras dosis, no prescribir otra medicina o dosis hasta que la primera haya finalizado su acción.

Las enfermedades crónicas deben ser tratadas indicando el medicamento de fondo a grandes intervalos, o se utilizará (según León Vannier) el empleo de todas las diluciones, Bajas, Medianas y Altas (lesionales, funcionales y sensoriales).

En casos de enfermedades crónicas es común ver, por ejemplo, que se prescriba Calcárea Carbónica 1000 (un papel) o Silícea 1000 (un papel) o cualquier otro medicamento en potencias altas en una sola dosis y a grandes intervalos; pero un determinado medicamento también puede ser indicado en una dinamización de 12c ó 30c en forma de glóbulos (5 glóbulos 2 veces por día) para abordar problemas psicológicos, dado que las dinamizaciones 30c también tienen efectos mentales; cabe aclarar que Hahnemann hizo sus investigaciones incluyendo los síntomas mentales con la dinamización 30 Ch.


Debido a que grandes maestros de la Homeopatía han utilizado y obtenido excelentes resultados con potencias altas, existe el mito de que los mejores homeópatas son los que prescriben los medicamentos en dosis altas y altísimas; la realidad nos indica que el medicamento homeopático se prescribe ajustando la potencia a cada caso particular según la respuesta individual del paciente y la correcta evaluación de los síntomas según criterios pronósticos de Kent y Hering.

 

Centro de Estudios Homeopáticos de Argentina